Solo una historia. Del ... MANDALA DE LA VIDA capitulo 1


Capítulo 1

Hoy Gaia vuelve a descansar.

Había una vez. Un ser vivo lleno de vida. Alegría y compasión llamado GAIA.

A través de sus venas surcaban las aguas de los ríos. Cuyas emociones de amor llenaban su existencia misma sanando a cada paso y volviendo la vitalidad a su cuerpo.

Sus células llamados humanos trabajaban y trabajaban. Para darle vida. nutrirla. Darle respiración y brindarle su existir mismo.

La conexión entre su cuerpo físico y espiritual hacían que su conciencia planetaria trascendiera en el universo divino en tiempo y espacio.

Poco a poco las células fueron perdiendo conexión con su propia conciencia y con la conciencia colectiva sin darse cuenta de la importancia que cumplían para ellas mismas y para Gaia.

Poco a poco Gaia fue mostrando síntomas de debilidad. Su respiración se dificultó ante la contaminación generada por sus células. Poco a poco su sangre se espeso porque por sus ríos ya no fluía la hermosa agua cristalina.

Comenzó entonces a enviar pequeños mensajes a sus células de conciencia a conciencia. Pero no era suficiente. Sus heridas comenzaron a aparecer en su físico.

Grandes heridas a rojo vivo comenzaron a surgir en diferentes partes de su cuerpo. Otras heridas comenzaron a drenar y a drenar

. Su sentir y estado de angustia se hizo visible. Su voz se hizo más fuerte.

Pero su conexión con sus células llamadas humanos. Era cada vez más difícil de recuperar. Gaia decidió entonces consultar a su padre universo.

Querido padre mío;

Ya no sé qué hacer. Mis propias células. Las responsables de mi existencia no quieren escucharme. No solo no me escuchan, sino que cada una trabaja en forma aislada.

Lo que hace que su vitalidad propia valla desapareciendo y mi propia existencia también.

Solo algunas están tratando de realizar todo el trabajo por otras. Pero yo ya no puedo. Mi debilidad cada vez es más grande. Ya no tengo fuerzas.

Les he hablado. Les he mostrado las heridas en mi cuerpo. Pero solo corren de un lado al otro. Sin escuchar. Sin conectar. Sin tener ningún contacto entre ellas. Ya no trabajan unidas. Ya no son conscientes de su propio existir.

El padre universo respondió;

Déjamelo a mí hija mía. Yo haré que se detengan. Que entren en conciencia. Yo los aislare. Les daré tiempo y tendrán que entrar en un estado de introspección. Tendrán

. que comunicarse. Unirse y compartir.

Al principio se asustaron. Pero luego entenderán el para que de todo esto. Tú solo reposa y se paciente.

De ellos depende tu existir. Solo tienen que entrar en conciencia que son parte de algo grande llamado vida, pero a la vez que son parte de algo aún más grande que se llama existir.

Hoy Gaia está volviendo a su camino de conexión y sanación. simplemente porque sus células están volviendo a conectar con su conciencia individual y planetaria a través de la introspección.

Hoy Gaia vuelve a descansar.a respirar.a recuperarse mientras dejamos la locura y el caos para mirar nuestros corazones.conectando con nuestro real sentido de vida y nuestro sentir universal.

...una célula más en proceso de reconexion..

SANDRA ACOSTA TERAPEUTA CANALIZADORA


8 vistas
© by Sandra Acosta - Energía del Alma